Valencia, 5 de enero de 2007. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) exige a la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación la ampliación del plazo de devolución de los préstamos contraídos por los agricultores tras las heladas del primer trimestre de 2005. Según la organización agraria muchos de estos productores no pueden hacer frente, en los plazos fijados, a los pagos de las amortizaciones debido a la crisis de rentabilidad que están sufriendo, tras tres campañas desastrosas. Las ayudas que concedieron tanto el Ministerio como la CAPA cubrían daños por pérdida de cosecha, gastos en reposición de plantas, y la poda.

 

 

       El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha enviado sendos escritos al Delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, y al Conseller de Agricultura, Juan Cotino. En los mismos reclama de la Administración un aplazamiento en la devolución de los préstamos, de forma que los agricultores puedan devolverlos. “Los citricultores estamos sufriendo las tres peores campañas que se recuerdan, con ingresos nulos o incluso negativos. Muchos productores están vendiendo patrimonio para seguir la actividad. Bajo estas condiciones resulta muy difícil hacer frente a la devolución de los préstamos”, ha declarado el presidente de AVA-ASAJA.

 

 

       Las heladas de enero, febrero, y marzo de 2005 supusieron según valoraciones de la Organización Agraria 900 millones de euros en pérdidas económicas para los productores de la Comunidad Valenciana. AVA-ASAJA afirma que las liquidaciones que se están pagando a los citricultores se sitúan, posiblemente, en el nivel más bajo de los últimos 30 años, como consecuencia de la generalización de la práctica “a comercializar” y los abusos de la grandes cadenas de distribución, y denuncia una absoluta “falta de sensibilidad y diligencia” a la hora de dar respuesta a esta crisis de rentabilidad.

 Valencia, 24 de enero de 2007. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) respalda la demanda interpuesta el pasado martes por el letrado Fermín Rabal en nombre de un productor de la variedad Afourer-Nadorcott solicitando la nulidad del contrato de regularización firmado con Geslive. En este sentido, se alega que la entidad exigió el pago de un royaltie a plantaciones anteriores a octubre de 2004, cuando todavía no contaba con el título de protección vegetal que le permitía reclamar un canon por los derechos de la variedad.
     Verona, 25 de enero de 2007. Las tres principales organizaciones agrarias mediterráneas, ASAJA, Confagricoltura (Italia), FNSEA (Francia) y CAP (Portugal) han suscrito hoy el Manifiesto de Verona en el que exigen una serie de medidas a la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) de Frutas y Hortalizas con el objetivo de garantizar una renta digna a los productores.
Estamos como siempre
{mosimage}La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) respalda la demanda interpuesta el pasado martes por el letrado Fermín Rabal en nombre de un productor de la variedad Afourer-Nadorcott solicitando la nulidad del contrato de regularización firmado con Geslive. En este sentido, se alega que la entidad exigió el pago de un royaltie a plantaciones anteriores a octubre de 2004, cuando todavía no contaba con el título de protección vegetal que le permitía reclamar un canon por los derechos de la variedad.
Estamos en el texto probando ante tod
Página 74 de 74

Volver