La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) reclama al Ministerio de Hacienda que haga efectiva a través de la publicación de la correspondiente orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la petición de aplicar una sustancial rebaja en la tributación por módulos a todos los agricultores que se han visto afectados tanto por la pertinaz sequía que asola la Comunitat Valenciana como por la negativa incidencia que sobre la evolución de los cultivos han tenido las temperaturas anormalmente altas que han caracterizado el desarrollo de este invierno.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que las importaciones masivas de patata procedente de Francia, aunque también en menor medida de otros países como Marruecos y Egipto, están cerrando las puertas a la producción valenciana del referido tubérculo, que estos días arranca su campaña.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders y Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, han denunciado en rueda de prensa el problema de la delincuencia en el medio rural a la que se enfrenta el sector agrario valenciano.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) exige a la Comisión Europea sanciones ejemplares y contundentes a Francia en respuesta a los últimos e inaceptables ataques protagonizados ayer por agricultores galos contra camiones españoles que transportaban vino. De momento se ha confirmado el asalto a cinco vehículos en el paso fronterizo de Le Boulou, donde un centenar de campesinos amenazaron a los conductores, les obligaron a bajarse, pintaron en las cubas ‘Vino no conforme’ e incluso, en el caso de dos camiones, vertieron a la calzada miles de litros de vino.

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, se mostró hoy, durante la celebración de la asamblea general, muy crítico con la actuación del Consell en materia agraria, hasta el punto de afirmar al respecto que “la conselleria de Agricultura está desperdiciando su primer año de gestión”.

Un estudio elaborado por AVA-ASAJA a partir de datos oficiales revela que todos los sectores ganaderos han perdido activos de forma continua y alarmante debido a la falta de rentabilidad

 Valencia, 23 de marzo de 2016. La cabaña ganadera valenciana ha sufrido en su conjunto una severa reducción del 15% durante la última década, tal como se desprende de un estudio elaborado por los servicios técnicos de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) a partir de datos oficiales del Ministerio de Agricultura. Esta evolución tan negativa de los indicadores sitúa a la ganadería valenciana en la peor crisis de su historia y obliga a las distintas administraciones a adoptar medidas de choque para corregir una tendencia que compromete seriamente el futuro de miles de granjas.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) considera que Les Corts Valencianes han marginado a los legítimos representantes del campo, esto es, a los dirigentes de las principales organizaciones agrarias y de las cooperativas, debido a que la Comisión de Agricultura del parlamento autonómico sólo ha invitado a participar en la reunión que celebraba el pasado miércoles al presidente del Comité de Agricultura Ecológica. Así, tanto Les Corts como el Consell vuelven a situar a los cultivos ecológicos, que curiosamente son uno de los pocos que funcionan bien y ofrecen resultados económicos razonables, en el epicentro de sus prioridades y preferencias.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) considera frustrantes los resultados de la visita a Bruselas efectuada hace unos días por la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, debido a que la máxima responsable del sector agropecuario valenciano dedicó su entrevista con el director general adjunto de Agricultura de la Comisión Europea, Mihail Dumitru, a hablar, prácticamente en exclusiva, de la producción ecológica, pero olvidó poner sobre la mesa los gravísimos problemas que aquejan al sector agrario valenciano y las cuestiones verdaderamente relevantes que lo amenazan.

El periodo establecido por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (Enesa) para la contratación del seguro del caqui –del 1 de septiembre al 10 de febrero– ni responde a la realidad vegetativa del cultivo ni ofrece, por tanto, la adecuada respuesta a las necesidades que tienen planteadas los productores. La consecuencia de la actual situación es que cientos de cultivadores valencianos de caqui se quedan sin la cobertura del seguro ante posibles adversidades climáticas, ya que son muy numerosos los agricultores que renuncian a contratar la póliza porque la época implantada dista mucho de ser la más idónea debido a diversas circunstancias.

Página 8 de 73

Volver