El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, denuncia que los daños en los campos, como arranque de árboles, arrastre de tierras y cañas, ruptura de riegos, casetas de riego y márgenes, no han sido reparados 40 días después de las inundaciones que asolaron el campo desde l’Horta hasta la Marina.

El presidente de la AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, ha alentado hoy a los restauradores a ofrecer en sus negocios arroz valenciano “por su calidad y por las garantías de seguridad alimentaria”. Aguado, que ha clausurado la jornada sobre arroz Bomba organizada por la empresa NM Arrossos de Qualitat, se ha referido al colectivo hostelero como “aliados en la tarea de revalorización de los productos agrarios valencianos”.

 

AVA-ASAJA ha colaborado con NM Arrossos de Qualitat para la celebración de la jornada “Arroz Bomba Denominación de Origen Arroz de Valencia”, que se celebrará mañana miércoles 14 de noviembre en el edificio CDT de Valencia. La jornada abordará la riqueza de esta variedad de calidad certificada desde la producción hasta la cocina pasando por la industrialización y la comercialización sin perder de vista la vertiente técnica.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia “la nula implicación” de las administraciones ante el desfase de precios desde el campo hasta la tienda que el propio Ministerio de Agricultura ha constatado en el Observatorio de Precios.

 

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, recrimina a los gobernantes que “no les da la gana buscar a quienes se quedan con el botín, ya que quizás algunos agentes de la cadena comercial tienen demasiado dinero como para que se haga justicia”.

 

 “Como las administraciones cometen el error garrafal de no aplicar la ética en el mercado”, señala Aguado, “hemos llegado a una situación vergonzosa en la cual en el campo y en la granja se paga por debajo de costes y en la tienda los precios suben como la espuma y contribuyen a endeudar todavía más la economía familiar”.

 

No en vano, la diferencia de precios entre origen y destino superan el 900% en la clementina, el 860% en la cebolla y el 500% en el cerdo, por citar sólo algunos ejemplos, según datos oficiales del Ministerio de Agricultura.

 

Aguado critica “la ceremonia de la confusión del IPC”: “al ciudadano de a pie le insisten en que los precios al consumidor aumentan por culpa del pan, la leche, la cebolla y otros productos del campo, y piensan erróneamente que es culpa de los agricultores”. Sin embargo, en el desfase del campo a la cesta “actúan otros agentes de la cadena comercial que no están siendo investigados por las administraciones”.

 

Por otra parte, Aguado denuncia que “algunos supermercados venden fruta de terceros países de pésima calidad en plena campaña citrícola para solapar las variedades y, así, presionar a la baja los precios de los cítricos valencianos”.

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, ha apelado hoy “a la responsabilidad de todos porque sólo desde la unidad podremos reconducir la grave crisis que atraviesa la agricultura”. Ante más de 1.200 mujeres de la provincia de Valencia, Aguado ha denunciado que “en supermercados se vende masivamente fruta de terceros países de menor calidad que está hundiendo el precio de nuestros cítricos”.

 

 

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) celebrará la XI Jornada de la Mujer Rural mañana jueves, 8 de noviembre, a partir de las 10:00 horas, en la Sala Rex Natura de Alzira. Alrededor de 1.200 mujeres procedentes de todas las comarcas valencianas asistirán al acto. La clausura de la jornada correrá a cargo de la Consellera de Agricultura, Maritina Hernández.

 

 

AVA-ASAJA considera que las ayudas para el sector agrario que han aprobado el Gobierno español y la Generalitat Valenciana por los inmensos daños que las lluvias ocasionaron en la Comunitat entre los días 11 y 19 de octubre “no brillan por la generosidad”. El presidente, Cristóbal Aguado, asegura que “estas ayudas no son las más adecuadas, al menos si lo que se pretende es reflotar la economía de los agricultores afectados”. 

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, ha destacado el peligro en el que se encuentran las explotaciones ganaderas valencianas, “la mayoría de las cuales deberá echar el cierre si la situación no cambia”, y ha alentado a los jóvenes a “unirse bajo el paraguas de una organización agraria porque un sector unido tiene mayor capacidad de hacer frente a este tipo de adversidades”. Durante la VIII Jornada de Jóvenes Agricultores, y ante más de cien ganaderos, el presidente de la organización agraria ha calificado la situación de “inaceptable” porque “el enorme esfuerzo que los ganaderos valencianos han realizado para la modernización de la actividad, llegando a hipotecarse para adaptarse a la legalidad, debería compensarse con garantías por parte de las administraciones”. 

 

Aguado ha exigido la tutela de todas las administraciones para arbitrar un código ético en el comercio que dote de transparencia el proceso de formación de precios para superar la crítica situación de las cabañas ganaderas valencianas. 

 

 La jornada ha contado con la participación de la Directora General de Producción Agraria, Laura Peñarroya, quien ha destacado el “carácter imprescindible de la actividad ganadera para el mantenimiento de la población en el medio rural” y ha definido a la cabaña valenciana como “un sector que goza de altas cotas de competitividad”. Peñarroya ha informado a los ganaderos de las medidas que la Conselleria va a poner en marcha de manera inminente, como una subvención de los intereses de los préstamos, con un límite máximo de 3.000 euros por ganadero, un convenio con las entidades de crédito para que los productores accedan a préstamos con un interés preferente y la creación de una comisión de seguimiento en la que representantes de las administraciones y del sector puedan consensuar estrategias para mejorar el sector. 

 

Por su parte el Director del CITA, Manuel Láinez, ha destacado, entre las características del sector ganadero valenciano, el “excesivo individualismo de los productores, una dispersión que les perjudica en la comercialización”. En cuanto a las estrategias para afrontar la presente crisis, Láinez ha apostado por “la reducción de los costes, mediante el aumento de la productividad o la disminución del coste de los inputs, el aumento del valor del producto que se vende, apostando por la calidad o la búsqueda de nuevos productos para mercados locales, y la mejora de la gestión técnica, financiera y económica de las empresas, con un análisis continuo de los costes”. 

 

Durante la jornada también se ha entrado de lleno en una de las posibles alternativas de futuro para el sector como es la producción y la comercialización en común de la mano de Enrique Bayona, director del Grupo Arco Iris, quien ha recalcado que “en el sector asociativo es fundamental la transparencia y fijar objetivos comunes que se den a conocer tanto a los ejecutivos de las empresas como a los propios ganaderos”. 

 

La consellera de Agricultura, Maritina Hernández, ha clausurado la Jornada presentando los pilares de su gestión ante este “momento difícil que atraviesan todas las explotaciones ganaderas de la Comunitat Valenciana”. Hernández anunció que la CAPA trabajará en una planificación del sector para delimitar las cabañas más rentables, en un aporte tecnológico innovador para solucionar los actuales problemas, y en un apoyo económico a corto, pero también medio y largo plazo, para modernizar las granjas.

AVA-ASAJA estima que la producción de uva en Utiel-Requena alcanzará los 215 millones de kilos, un 12% más respecto la campaña pasada, ya que las lluvias previas a la recolección han aumentado el calibre de la uva. Este incremento de la producción comarcal supera las previsiones iniciales, que auguraban una importante caída, puesto que el invierno cálido y las bajas temperaturas en primavera alteraron el proceso normal de desarrollo fisiológico de las viñas.

Página 69 de 79

Volver