El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado, ha criticado que la conselleria de Agricultura no haya convocado en sus primeros seis meses a todas las entidades del sector para elaborar un plan agrario que signifique una reestructuración y redefinición del modelo agrario en la Comunitat Valenciana. Así lo señaló Aguado durante el tradicional desayuno que ofrece cada año a los periodistas, con motivo de las fiestas navideñas, para dar a conocer el balance agrario y ganadero.

 

 

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ de Llauradors han solicitado a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura, y a la Dirección General de Comercio y Consumo de la Generalitat que abra una investigación a nueve supermercados por vender presuntamente cítricos a pérdidas y que se tomen las medidas oportunas al efecto.

 La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders advierten a las cadenas de supermercados que emprenderán una campaña de movilizaciones en su contra si realizan ofertas de cítricos en sus tiendas a precios reventados, una estrategia comercial que atenta en estos momentos contra la coyuntura del mercado citrícola y amenaza seriamente con arruinar un ejercicio que reúne todos los rasgos objetivos como para poder resolverse en términos razonables para todos los agentes que intervienen en el proceso.

Los cultivos más importantes, emblemáticos y arraigados en la Comunitat Valenciana siguen perdiendo terreno de manera cada vez más inquietante como consecuencia directa de la falta de rentabilidad, según denuncia AVA-ASAJA tras analizar los datos oficiales de la encuesta sobre superficies y rendimientos (Esyrce) elaborada por el Ministerio de Agricultura. El estudio concluye que este año se han dejado de cultivar un total de 3.136 hectáreas de cítricos, lo que supone un descenso de la superficie dedicada a la citricultura del 2% respecto al año anterior, mientras que la disminución en viñedo ha sido del 3,35%, al perder un total de 2.386 hectáreas.

 La Comisión Europea ha rectificado y a partir del próximo año prohibirá el uso de un peligroso pesticida denominado acetato de guazatina en las importaciones de cítricos procedentes de terceros países, una prohibición que, sin embargo, Bruselas ya venía aplicando desde 2011 a las producciones citrícolas cultivadas en la Unión Europea. Este cambio de postura responde a la reclamación formulada el pasado mes de diciembre por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) cuando denunció que resultaba “una paradoja sin sentido y un agravio comparativo” el hecho de que la UE prohibiese a los agricultores y operadores comerciales de su territorio el empleo de una sustancia activa alegando su elevada toxicidad y al mismo tiempo la tolerara a los países competidores en sus envíos de cítricos a Europa.

El Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA) ha corroborado los peores pronósticos tras identificar el motivo de los graves problemas de podredumbre detectados este año en determinadas parcelas de arroz del parque natural de la Albufera. El causante de esos daños es un hongo muy agresivo llamado Nakataea oryzae que provoca la enfermedad de la esclorotinia cuyo resultado final es la muerte de la planta del arroz.

 La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) denuncia que alrededor de 26.000 agricultores de la Comunitat Valenciana dejarán de percibir las ayudas directas contempladas en la Política Agraria Común (PAC) a causa de la entrada en vigor de los nuevos criterios de reparto que se aprobaron en el marco de la reforma de la PAC para el período 2014-2020, lo que supone que el 32% de los productores valencianos que hasta la fecha tenía derecho a acceder a esas subvenciones dejarán de cobrarlas en el plazo de tiempo comprendido entre los años 2016 y 2017.
 Los cultivadores valencianos de caquis están preocupados por la irrupción en sus explotaciones de una nueva plaga de moscas blancas, unos insectos muy dañinos cuya presencia hasta el momento se limitaba y circunscribía a la citricultura, pero que por primera vez se ha detectado también en las plantaciones de caqui, donde este verano ya han comenzado a causar daños, tal como se puso de relieve durante la celebración de la sectorial de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) dedicada al mencionado cultivo.
 Las exportaciones de cítricos procedentes de Sudáfrica con destino a los mercados comunitarios constituyen una bomba de relojería que amenaza, de una forma cada vez más evidente y peligrosa, con introducir en la citricultura europea la devastadora enfermedad de la mancha negra (Guignardia o Phyllosticta citricarpa), puesto que no en vano los envíos sudafricanos de agrios durante los últimos meses con destino a Europa casi duplican el límite máximo de mancha negra autorizado por la Unión Europea (UE).
Página 7 de 71

Volver