Valencia, 16 de junio de 2017. El impacto del veto ruso, decretado en el verano de 2014 y que afecta a las exportaciones agropecuarias de los países comunitarios, está resultando devastador para el sector hortofrutícola europeo cuyas pérdidas como consecuencia de este bloqueo comercial alcanzarán los 2.000 millones de euros a finales de este año, tal como se puso ayer de manifiesto durante la reunión plenaria del Comité Mixto Hispano-Franco-Italiano celebrada en Roma.

Valencia, 9 de junio de 2017. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA-PV) reclaman a la Comisión Europea que prorrogue el uso del herbicida más empleado en el mundo –el glifosato– por un período de otros 15 años, que es el tiempo máximo que establece la legislación actual antes de proceder a una nueva revisión y análisis de las sustancias activas que se emplean en la agricultura para seguir permitiendo su manejo y aplicación por parte de los agricultores.

Valencia, 5 de junio de 2017. Las distintas tormentas de pedrisco que se han sucedido a lo largo del fin de semana en distintas zonas de la Comunitat Valenciana han provocado daños importantes en la agricultura a lo largo y ancho de una franja de terrenos de cultivo que supera con creces las 10.000 hectáreas, de acuerdo con las primeras estimaciones realizadas por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).

Valencia, 1 de junio de 2017. Las principales organizaciones agrarias valencianas –la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) y LA UNIÓ de Llauradors– valoran positivamente las nuevas mejoras fiscales para el campo valenciano publicadas ayer por el Ministerio de Hacienda, ya que esas disposiciones corrigen en gran medida los errores e insuficiencias de la Orden publicada el pasado 4 de mayo al incluir a gran parte de los cultivos y términos municipales que se habían visto marginados de la reducción de módulos. Las mencionadas entidades agrarias entienden que el Gobierno central, concretamente los Ministerios de Agricultura y Hacienda, han sabido reaccionar y se han mostrado receptivos.

La acumulación de toda una serie de circunstancias adversas ha terminado por provocar un verdadero colapso en el mercado de la fruta de hueso que amenaza seriamente la rentabilidad de la temporada, de acuerdo con el análisis efectuado por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). Las perspectivas comenzaron a ensombrecerse desde el principio, cuando un repentino e inusual aumento de las temperaturas a finales de abril y principios de mayo obligó a muchos productores de ciruelas, melocotones, nectarinas, albaricoques o paraguayos a adelantar la recolección para preservar la condición de la fruta mediante su almacenamiento en cámaras frigoríficas.

Los precios que se están ofreciendo a los agricultores de la huerta valenciana por sus cosechas de cebolla y patata han experimentado tal hundimiento generalizado que no sirven ni siquiera para cubrir los gastos de recogida o transporte. Así las cosas, algunos productores ya han tomado la desesperada decisión de rotovatar sus campos, es decir, de destruir las producciones con sus propios tractores, para no perder todavía más dinero en una campaña de auténtica ruina.

El 65% de los expedientes presentados por jóvenes en la Comunitat Valenciana para su incorporación a la actividad agraria han sido rechazados por la Conselleria de Agricultura debido a la falta de presupuesto suficiente para atender todas las solicitudes. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) lamenta profundamente que una holgada mayoría de los jóvenes valencianos con vocación agraria hayan visto truncados sus propósitos por carencias presupuestarias y recuerda a la Generalitat que las líneas de ayuda destinadas a favorecer el relevo generacional resultan absolutamente fundamentales en el contexto de una población agraria muy envejecida y le reclaman por ello que le otorgue de cara al futuro un tratamiento preferente. 

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) reclama al Ministerio de Industria que introduzca un cambio legislativo que permitiría a los agricultores pagar la energía eléctrica que usan para el riego de sus explotaciones de manera mucho más ajustada a la realidad de su consumo efectivo, puesto que el actual sistema tarifario que aplican las compañías eléctricas no responde al gasto real de electricidad y genera un sobrecoste anual de, al menos, 9,2 millones de euros al regadío valenciano, de acuerdo con las conclusiones de un estudio elaborado por los servicios técnicos de esta organización agraria.

Valencia, 12 de mayo de 2017. Los principales representantes del sector agrario valenciano -la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), LA UNIÓ de Llauradors y la Federació de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat- han decidido unir sus fuerzas para exigir al Ministerio de Hacienda que rectifique la reciente Orden que establece la mejora fiscal para las tributaciones de carácter agrario correspondientes a 2016 e incluya en un nuevo texto legislativo a los alrededor de noventa pueblos que, en uno u otro cultivo, han sido excluidos de la rebaja de módulos de forma arbitraria e injusta.

Página 2 de 73

Volver