Las lluvias y el frío causan más de 25 millones de pérdidas en la agricultura valenciana

Valencia, 5 de abril de 2022. Las adversidades climáticas no dan tregua al campo valenciano. Si en la segunda quincena de marzo las lluvias persistentes ocasionaron importantes mermas de producción, la ola de frío ártico que ha azotado la Comunitat Valenciana desde el fin de semana ha sumado nuevos daños de gravedad en numerosos cultivos.

Según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), y teniendo presente que aún es pronto para concretar con mayor precisión el alcance de los daños, la acumulación de las precipitaciones y de las heladas en un momento tan avanzado de la temporada va a causar con toda seguridad más de 25 millones de euros de pérdidas a los agricultores y ganaderos de la Comunitat. Las producciones más afectadas por este episodio de frío son las almendras, las frutas de hueso y el caqui, así como cítricos, hortalizas y sectores ganaderos como la apicultura.

La asociación apunta a que el frío puede haber echado a perder en torno al 90% de la producción de almendras en la comarca de Utiel-Requena. Hay campos con todas las flores y los brotes ‘quemados’ y agricultores consultados temen que los árboles suelten en los próximos días más frutos al suelo a causa del débil estado vegetativo. Otras zonas interiores como el Valle de Ayora, Los Serranos o la Hoya de Buñol acogen igualmente almendras heladas.

Las frutas de hueso también han sufrido grados de afección de hasta el 100% en zonas hondas y frías de comarcas productoras como La Ribera Alta, La Vall d’Albaida y el Valle de Ayora. Entre las frutas más castigadas por el frío destacan melocotones, nectarinas, paraguayos, albaricoques, cerezas y ciruelas. Asimismo, parcelas de caquis que ya habían arrancado la brotación pueden haber perdido gran parte de la futura cosecha debido a la excesiva bajada de las temperaturas en La Ribera o Camp de Túria.

Flores de cítricos y hortalizas como patatas, cebollas, lechugas o coles han visto agravar los daños que ya se habían empezado a dejar sentir con las lluvias de marzo y que, ahora, con esta masa de aire ártico amenazan aún más con reducir las cosechas. La acumulación de días lluviosos, nublados y fríos también ha causado mortandad de abejas por falta de comida, además de cuantiosos sobrecostes en alimentación animal y calefacción a varios sectores ganaderos.

AVA-ASAJA solicita a Agroseguro que agilice las peritaciones en las zonas afectadas por las lluvias y las heladas primaverales a fin de pagar las oportunas indemnizaciones a la mayor brevedad posible. Advierte, no obstante, que “muchos productores van a perder todo el fruto de un año al no haber contratado el seguro agrario, porque las condiciones ofrecidas en la póliza no son suficientemente atractivas y no siempre están conectadas con la realidad a pie de campo”. Por ello, la organización insta al Ministerio de Agricultura a sentarse con el sector con motivo de esta nueva inclemencia climática y consensuar mejoras en los seguros agrarios.

AVA-ASAJA reitera a las administraciones que abran una línea de ayudas para facilitar la adquisición de productos fungicidas con los que poder minimizar los daños provocados por el exceso de humedad y de frío. Asimismo, la organización agraria reclama al Gobierno que amplíe las medidas fiscales para paliar las pérdidas y los sobrecostes en el sector agrario.

 

Descargar archivos adjuntos:

Volver