Myanmar burla la clausula de salvaguarda y dispara un 1.080% sus envíos de arroz japónica a la UE

Valencia, 14 de agosto de 2019. La competencia desleal de terceros países no da tregua al sector arrocero europeo. Tras la aplicación a principios de este año de la clausula de salvaguarda que reintroduce aranceles a las importaciones de arroz de tipo índica procedentes de Camboya y Myanmar, los agricultores afrontan la inminente siega de sus campos bajo nuevas amenazas por la masiva introducción a la Unión Europea de producción foránea a bajos precios.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) destaca al propio país asiático de Myanmar como uno de los destinos más preocupantes, puesto que ha logrado burlar la clausula de salvaguarda sustituyendo el envío de arroz de tipo índica por el japónica, que no está sometido a arancel. Según datos de la Comisión Europea, en los primeros nueve meses de la campaña 2018/2019 la UE importó 58.029 toneladas de arroz japónica molido de Myanmar, un volumen que supone un incremento del 142% respecto a las 24.014 toneladas del mismo periodo en el año anterior y del 1.080% si lo comparamos con las 4.917 toneladas de hace dos años.

AVA-ASAJA advierte del doble perjuicio que comporta este crecimiento exponencial de las importaciones de Myanmar. Por un lado, su excesivo montante vuelve a poner en peligro el precario equilibrio del mercado europeo del arroz que, con la activación de la clausula de salvaguarda, había experimentado en estos meses una recuperación de los precios en origen que la organización agraria cifra en el 15%. Pero además, por otro lado, estas importaciones cuentan con el agravante de que ahora se trata del tipo de arroz que mayoritariamente se cultiva en Europa y la Comunitat Valenciana –el japónica– por lo que implica un desplazamiento más directo del producto local en los lineales.

La organización agraria que encabeza Cristóbal Aguado alerta asimismo del impacto negativo que pueden ocasionar las importaciones de arroz libres de arancel que contemplan los nuevos acuerdos comerciales que la UE acaba de suscribir con Vietnam y Mercosur. En el caso de la alianza sudamericana, se prevé la entrada de 60.000 toneladas de arroz sin ningún tipo de arancel, un hecho que, de confirmarse, contribuiría a recrudecer la competencia de arroz japónica en los supermercados europeos. En cuanto al tratado con Vietnam, las cifras que se manejan también rondan las 60.000 toneladas de arroz sin aranceles.

Ante todas estas amenazas y a pocos días para que empiece la recolección del arroz en los parques naturales de la Marjal de Pego-Oliva y La Albufera, AVA-ASAJA reclama a las administraciones medidas en defensa del sector arrocero europeo, que cumple un papel clave tanto en la economía como en la conservación de áreas con un alto valor ambiental, frente a la competencia desleal. En concreto respecto a los acuerdos comerciales, la asociación reclama a las autoridades de la UE que realicen estudios del impacto que pueden provocar sobre el sector europeo y avancen en los pasos necesarios para aplicar nuevas clausulas de salvaguarda. 

Descargar archivos adjuntos:

Volver