Más de un centenar de agricultores se concentraron para reclamar una turbina en la Gola de Quartell

Más de un centenar de agricultores, cazadores, empresarios y ecologistas afectados por las inundaciones continuas en el marjal de Almardà –situada en el término municipal de Sagunt– convocaron el pasado sábado, 2 de febrero, una nueva concentración para reclamar la instalación de una turbina en la Gola de Quartell que permita gestionar los niveles de las aguas.

Además de manifestarse, las personas que participaron en la concentración abrieron con azadas el tapón formado por las piedras para que la gola pudiera desaguar. La movilización contó también con la presencia del vicepresidente de AVA-ASAJA, Celestino Recatalá.  

Ante esta situación, AVA-ASAJA está llevando a cabo negociaciones con responsables de la conselleria de Agricultura en aras de agilizar la puesta en marcha de esta infraestructura que el propio departamento de la Generalitat había prometido ejecutar en esta legislatura. Los trámites administrativos están muy avanzados pero, a día de hoy, la turbina todavía no se ha colocado y por eso mismo los damnificados continúan convocando actos de protesta el primer sábado de cada mes.

Hay más de 3.000 hanegadas afectadas por estas inundaciones, no solo campos de cultivo sino también chalets, industrias y paraje natural. Los daños en agricultura se traducen en pérdidas de cosechas, sobrecostes energéticos en desaguar, el arranque de árboles, la imposibilidad de plantar nada hasta que no se instale la turbina y el abandono de campos. Otros problemas son la mayor población de mosquitos, así como de otras plagas como conejos, jabalíes y urracas, problemas en la nidificación de aves y malos olores.

 

Volver