AVA-ASAJA pide al ayuntamiento de Chiva que apoye el plan hídrico que permitirá el desarrollo agrario y el abastecimiento de la población

Valencia, 11 de julio de 2018. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) solicita a todos los grupos políticos con representación en el ayuntamiento de Chiva que apoyen sin fisuras el proyecto hídrico elaborado por la comunidad de regantes de la referida localidad porque se trata de una iniciativa excelente que favorecerá tanto el desarrollo agrario de la zona como el abastecimiento de agua para el consumo humano de la población.

Chiva y otros pueblos colindantes de esa comarca arrastran desde hace tiempo graves problemas de falta de agua y de calidad de la misma, una coyuntura negativa que ha llevado a la ya citada comunidad de regantes a diseñar un plan basado en la extracción de nuevos aportes de un enclave donde se ha localizado un nuevo acuífero con capacidad para proporcionar recursos renovables cuantificados en 4 hectómetros cúbicos. El presidente de la comunidad de regantes y delegado de AVA-ASAJA en Chiva, Pablo Boullosa, explica que "este proyecto no sólo complementaría los recursos hídricos, muy agotados ya, del acuífero del que actualmente se nutren distintas localidades de esta área, sino que permitirá consolidar y potenciar el desarrollo agrario de la zona". Pero es que además, la iniciativa que está desarrollando la comunidad de regantes incluye el ofrecimiento de 1 de los 4 hectómetros que se extraerían del nuevo acuífero para consumo de la población de Chiva. "Por tanto -señala Boullosa-  el beneficio sería doble, todo son ventajas".

Sin embargo, el proyecto está chocando con algunas reticencias por parte de determinados partidos políticos con presencia en el ayuntamiento de Chiva. La representación política en el consistorio de Chiva se encuentra muy fragmentada y tal circunstancia dificulta la adopción de acuerdos.

En este sentido, y en el marco del debate que se ha suscitado, hay que tener en cuenta que también se ha puesto sobre la mesa, y se ha esgrimido como alternativa al programa de la comunidad de regantes, el proyecto hídrico de la potabilizadora de Manises promovido por la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi). "Los recursos hídricos que proporcionaría este último proyecto -comenta Pablo Boullosa- se destinarían al abastecimiento humano y a usos industriales, pero no está previsto que llegue ni una sola gota de agua al sector agrario; por eso en la comunidad de regantes ya hemos expresado que estamos dispuestos a llevar a cabo nuestro propio plan porque los agricultores necesitan agua y porque además también podrá beneficiarse del mismo el conjunto de la población".

El ayuntamiento de Chiva todavía no ha adoptado una decisión definitiva al respecto y durante estos días se suceden las reuniones entre los responsables de la comunidad de regantes y de las distintas formaciones políticas para tratar de alcanzar un acuerdo. "Confío en que las negociaciones lleguen a buen puerto -asegura Boullosa- y el ayuntamiento ya sabe que, si nos apoya, cederemos un hectómetro para consumo humano. Insisto: creo que todo son ventajas y espero que los políticos sepan estar a la altura de las circunstancias, ya que los agricultores no entenderíamos que no se respaldase un proyecto de estas características".

Volver