Una marea naranja de más de 40.000 personas inunda Valencia en defensa del mundo rural

La ‘marea naranja’ en defensa del mundo rural y su cultura llenó el pasado sábado las calles de Valencia. Más de 40.000 personas venidas de toda la Comunitat Valenciana inundaron el centro de la ciudad de miles de gorras naranjas en una marcha convocada por la federación de Caza de la Comunidad Valenciana y a la que se sumaron AVA-ASAJA y otras 14 entidades, asociaciones y organizaciones que representaban a agricultores, ganaderos, cazadores, cooperativas o silvicultores, entre otros.

Uno de los principales objetivos de la manifestación era denunciar el ninguneo y la discriminación que se hace políticamente del mundo rural, exigiendo más atención y poner en respeto la cantidad de actividades que se realizan en él: ganadería, agricultura, caza, etc. En ese sentido se hizo hincapié en la necesidad de tomar medidas dirigidas a frenar la superpoblación de fauna silvestre en el medio rural que causa graves pérdidas en los cultivos e infraestructuras agrarias. 

Otro de los motivos de esta concentración, que servía de continuidad a las celebradas por toda España el pasado 15 de abril, era exigir respeto y el fin de los continuos ataques que desde sectores animalistas se lanzan contra todas actividades ligadas tradicionalmente al entorno rural, como la caza, la pesca y los toros.

La marcha comenzó en la Plaza de San Agustín y llegó hasta la Plaza de América, donde se leyó un manifiesto. «El concepto de naturaleza está manipulado» por quienes pretenden ser sus máximos defensores y «en los despachos se legisla partiendo de la ignorancia» fueron algunas de las premisas para basar la reivindicación y por las que, entre otros sectores, el cinegético encuentra tantas trabas para desarrollarse. «El ecologismo radical que nos presenta como analfabetos» y los «ataques despiadados a tradiciones» son motivos para echarse de forma masiva a las calles y exigir respeto y más atención. Los organizadores comentaron además que «las actividades que lleva a cabo el mundo rural son clave para gestionar de forma activa los ecosistemas forestales para adaptarlos al cambio climático, con el fin de lograr bosques más resistentes a los incendios, pero también a las plagas y las situaciones climatológicas extremas».

Al acto en favor de un medio rural vivo asistieron representantes del Partido Popular, PSOE-PSPV, Ciudadanos y partidos valencianistas. 

Volver