LA UNIÓ, AVA-ASAJA y UPA valoran la retirada del anuncio de ‘Don Simón’ que cuestionaba las naranjas

Las presiones ejercidas por las organizaciones agra­rias va­­lencianas, AVA-ASAJA, UPA y LA UNIÓ, así como de otras tantas anda­lu­zas, han ser­­­vido para encontrar un punto de encuentro en el conflicto abierto con la compañía J. García Carrión. Así, los máximos responsables de la marca ‘Don Simón’ se han com­pro­­metido a la retirada del anuncio televisivo en el que se sugería abier­ta­men­te que sus jugos ‘recién exprimidos’ tienen más pro­­­piedades nu­tritivas que las na­­ranjas fres­cas.

 

Los representantes agrarios valencianos valoran la “sabia decisión to­ma­da”, por lo que han optado por descartar el llamamiento al ‘boicot’ a la marca que lanzaron hace unas se­­manas, así como la reclamación por publicidad engañosa que se pre­sentó al or­ga­nis­mo ex­trajudicial ‘Autocontrol’.   

 

Las tres organizaciones agrarias valencianas expresan su voluntad de que en el futuro, no se vuelvan a repetir episodios tan desafortunados como el citado. Es más, sus líderes matizan que la relación que debe existir entre los tres productos nunca de­be­ría de ser de competencia,  sino de complementariedad.

 

Los líderes de sendas en­ti­dades –Josep Botella (LA UNIÓ), Cristóbal Aguado (AVA-ASAJA) y Rafael Cervera (UPA-PV)- coinciden en advertir que el zumo de naranja industrial (refrigerado o con­centrado) es un producto que por su proceso de elaboración goza de unas carac­te­rísticas organolépticas y nutritivas dis­tintas al zumo natural y a las naranjas en fresco pero “son todos productos necesarios, tie­nen su hueco de mercado y cumplen sa­tis­fac­to­riamente con unas necesidades de­ter­minadas del con­­sumidor, pero no debieran en­fren­tarse ni compararse porque son artículos complementarios y cuya convivencia enriquece la cul­tura del cítrico en beneficio de todos”. 

 

Por estos motivos, las tres entidades firmantes de este comunicado lamentan el man­tenimiento del se­gun­do ‘spot’ también denunciado en el que ‘Don Simón’ vuel­ve a in­cidir en esta comparación al venir a con­cluir que re­sulta más barato adquirir sus te­ta­bricks re­frigerados que comprar los cítricos di­rec­ta­mente en la frutería. AVA-ASAJA, UPA-PV y LA UNIÓ consideran a este respecto que, atendiendo a la primera rec­ti­fi­ca­ción citada y para responder con la misma actitud conciliadora mostrada ahora por la em­pre­sa, no conviene mantener la con­fron­tación. Eso sí, las tres organizaciones rea­firman su dis­cre­pan­cia sobre el mensaje y la oportunidad del mismo en tan­to ni siquie­ra resulta demasiado ajustado a la rea­li­dad el hablar –como se hace en el referido anuncio- de que un litro de zumo Don Simón se ofrece “por poco más de un euro” cuando en casi todos los su­per­mercados su precio real es de 1,56 euros.

Volver