AVA-ASAJA denuncia “mala fe” del Gobierno en el cambio a última hora y sin aviso de horarios y tarifas de riego

AVA-ASAJA denuncia la “mala fe” demostrada por el Mi­­nisterio de Industria que, presionado seguramente por las eléctricas y sin ad­ver­tirlo ni ne­go­ciarlo con las organizaciones agrarias, ha impuesto cam­bios de última hora en los horarios que marcan los precios de los riegos de alta tensión así como en las tarifas de baja tensión. Así lo re­co­ge hoy, 31 de diciembre, el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la orden ITC/3.801/2008 de 26 de diciembre por la que se revisan las tarifas eléctricas a partir del 1 de enero de 2009.

“En 2008 hemos afrontado una falsa liberalización del mercado eléctrico que, en la práctica, no ha fomentado la competencia entre operadores sino que ha supuesto un aumento ‘se­mipactado’ de los costes energéticos para los agricultores del 40% y ahora, en la víspera de No­chevieja con nocturnidad y estoy por decir que también con alevosía, el Gobierno impone más modificaciones que seguro su­pondrán nuevas subidas”. 

 

Los cambios en los horarios de riego que recoge el BOE se aplicarán sin haber de­jado margen alguno a las entidades de regantes para informarse y readaptarse a la nueva situación. De otro lado, la entrada en vigor de esta orden se producirá tam­bién sin que las eléctricas, que son las únicas que tienen acceso a los contadores de estas ins­ta­laciones, se hayan preocupado por adaptar sus contadores a la nueva disposición. AVA-ASAJA, que integra a más de un millar de entidades de riego valencianas y a varios mi­llares de ins­talaciones de goteo y explotaciones agrarias adheridas a ellas, ha remitido en la mañana de hoy y nada más tener cono­cimiento de la nueva disposición una carta a Iberdrola –la com­pa­ñía dominante en la Comunidad Valenciana- apre­miándola a que readapte sus contadores.  

 

La organización agraria ad­vierte a este respecto que sus asociados -al tratarse de una circunstancia ajena al usua­rio, al que tam­poco se le ha informado en tiempo y forma- no se harán cargo de los nuevos incrementos en la factura eléctrica que se generen a causa de es­tos cambios hasta que los técnicos de las eléctricas no procedan al ajuste de los conta­do­res. “Acudiremos donde haga falta para evitar que se pa­gue un euro más de lo que fije el contador”, advierte Aguado.  

 

Tras hacer desaparecer este año las tarifas especiales de riego y abo­car al sector a afrontar un mercado supuestamente liberalizado, el ministerio ha cam­biado hoy las franjas para el riego en horas ‘valle’ (en las que resulta más barato), ‘punta’ (más caro) y ‘llano’ (con un coste intermedio) para las líneas de alta tensión. Para las de baja, que son minoritarias pero que también afectan a algunas entidades de riego, se ha suprimido el sistema de franjas horarias para pasar a imponer el de periodos del año con tarifas ‘valle’, ‘punta’ y ‘llano’, plazos de tiempo en el que también se aplicarán tarifas más caras, con nuevos incrementos de hasta el 45% a sumar a los ya aplicados desde julio de en torno al 40%.

Volver