AVA-ASAJA rechaza desviar fondos de la reestructuración de viñedos para así dar más ayudas para destilación

AVA-ASAJA rechaza que el Ministerio de Medio Am­­­biente y Medio Rural, para cumplir con su última promesa y dedicar a destilación una ayu­­da de 700 euros/Ha, recurra a detraer fondos de los nuevos planes de reconversión y rees­tructuración de viñedos a los que aspiran cientos de viticultores valencianos. La or­ga­ni­za­ción agraria denuncia que la improvisación con la que el Gobierno cen­tral está abordando el decreto para definir las medidas del programa de apoyo al sector vi­ní­cola, está añadiendo incertidumbre al mercado.

 

“Están reaccionado tarde y mal, con sucesivos borradores que han si­do modificados según las presiones recibidas y ahora se quiere salvar la situación pri­man­do los intereses de una región vinícola a costa de los de las más necesitadas, como es el ca­­so de la Comunitat”, denuncia el presidente de esta organización, Cristóbal Agua­­do. 

 

Efectivamente frente al clamor del sector -que sigue reclamando medidas de crisis para descongestionar el mercado- el departamento de Elena Espinosa ha ido presentando al sector hasta tres borradores de decretos. El primero se dio a conocer el 10 de octubre y en él se aprobaba una ayuda para la destilación de uso de boca de 450 euros/Ha que podrían beneficiar a 176.060 hectáreas.

 

A finales de noviembre, el propio secretario general de Agricultura, Josep Puxeu, anunció en una visita a Castilla-La Mancha, que esta ayuda se po­dría elevarse hasta los 700 euros. Al poco se presentó un segundo borrador en el que se aclaraba que con tales cantidades la superficie beneficiada tendría que limitarse a 113.181 Ha. Finalmente, el departamento de Elena Espinosa ha cambiado por tercera vez de criterio y el decreto que podría haber enviado al Consejo de Estado para su consulta ha vuelto a ser trastocado en su anexo clave, el XIII, que se refiere a los fondos para destilación y que ahora volverán a aplicarse sobre un área de 176.060 Ha. 

 

Atendiendo a la nueva prioridad marcada -que beneficia básicamente a una sóla re­gión, donde se concentran las alcoholeras, en detrimento del resto de zonas vinícolas- pa­ra aten­der la destilación de la producción para tal superficie, la Administración central ne­ce­si­ta­ría desviar de los fondos ya asignados por la OCM del Vino al programa nacional unos 44 millones más. Es decir, en to­tal, España tendría que destinar 123,4 millones a la destilación cuando sólo tiene pre­su­pues­tados 79,22.  

 

AVA-ASAJA denuncia a este respecto que, al retraso que ya acumula el Gobierno en la aprobación de este decreto, habrá que sumar el que ahora supone que el Consejo de Es­ta­do se tenga que pronunciar al respecto, lo que podría aplazar otra vez su publicación has­ta fi­na­les de enero o principios de febrero. “El ministerio está usando triquiñuelas para dejar sin margen de reacción a los viticultores, que tendrán muy poco tiempo para solicitar las ayudas a la reconversión y reestructuración, con lo que podrá desviar parte de estos rec­ur­sos a la destilación que tanto le piden otros”, denuncia Aguado.

 

Efectivamente, si en marzo no se han gastado la totalidad de los fondos, la OCM permite al Estado miembro re­distribuir los ‘sobrantes’ a otros conceptos del plan, como la destilación. La viticultura de la Comunidad Valenciana sería de las más perjudicadas por este re­corte en tanto los planes quinquenales para la reconversión y reestructuración deben ini­ciarse ahora en la mayoría de los casos. De los 86,8 millones de euros aprobados para este concepto, 35,9 están ya comprometidos, son ‘intocables’, puesto que deben asegurar la con­tinuidad de planes ya aprobados con anterioridad, que se concentran en una sóla región, que no es la valenciana. 

 

En este sentido y frente a los problemas generados en esta campaña y los que seguro se darán también para la próxima, AVA-ASAJA recuerda que siempre ha reclamado la eliminación del periodo transitorio del pago único, lo que eliminaría tremendamente las cargas burocráticas y garantizaría un reparto más justo de los fondos.

 

Corte de voz de Luis Herrerías, técnico de AVA-ASAJA en 'descargas relacionadas'

 

Volver