AVA-ASAJA denuncia que la nueva OCM y la crisis han paralizado las compras en origen de vino

Como en el caso de los cítricos, las compras en ori­­gen de vino se han paralizado en las últimas semanas casi totalmente a causa de la baja de­­­manda y de la crisis económica. Según estimaron ayer los miembros de la sectorial del Vi­no de AVA-ASAJA, si por estas fechas el año pasado se había pactado ya la venta de entre el 20 y el 30% de la producción vinícola de la provincia de Valencia, este año sólo se ha co­lo­cado el 10-12%.

 

Para la organización agraria, el retraso por par­­te del Mi­nis­te­rio de Medio Am­biente y Medio Rural en la aprobación de las ayudas que in­centivarán la des­ti­la­ción de uso de boca contenidas en la nueva OCM del Vino está con­tri­bu­yendo a sa­tu­­rar aún más el mer­cado e incrementar la incertidumbre entre viticultores, coo­perativas, bo­de­gas y el propio co­mercio. 

 

En este sentido, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, advierte de que esta si­tuación “era previsible porque ya advertimos que la nueva OCM del Vino, al reducir o eli­­minar los mecanismos de regulación, iba a dejar sin defensas al viticultor y al comercio con las que hacer frente a las oscilaciones del mercado”. En la misma línea se manifestaron los miembros de la sectorial del Vino de la organización agraria, cuyo presidente, José Luis Robredo, tildó de “inexplicable” el retraso que acumula el Gobierno en la publicación de la nor­mativa española de aplicación del programa de apoyo al sector.

 

El vacío regulativo afec­ta es­pe­cial­mente a lo concerniente a las entregas obligatorias de vino que tienen que rea­li­zar las bodegas para asegurar el cobro de las ayudas de superficie por parte de los vi­ti­cul­to­res. “El parón en las compras no tiene precedentes y se está prolongando tanto porque, a la fal­ta de demanda, se le une ahora la falta de concreción de las ayudas para la destilación de uso de boca”, explica Robredo.  

 

Los miembros de la sectorial atribuyeron también la congestión que ahora sufre el mer­cado a la entrada en los circuitos, coincidiendo con el inicio de la vendimia, de los caldos de la campaña anterior que obtuvieron prima de almacenamiento. “El ministerio no apro­ve­chó el inicio de la vendimia para sacar el real decreto y anunció hace casi un mes que iba a ele­var la prima para la destilación pero, desde entonces, no ha movido ficha, lo que ha con­tri­buido a que los operadores retrasen también sus operaciones. Se ha perdido un tiem­po pre­cioso, una oportunidad que otros países como Italia han aprovechado ya pa­ra copar has­ta un 60% de la cuota que pertenecía al mercado español”, denuncia Aguado.

 

Corte de voz: José Luis Robredo, presidente de la sectorial del vino de AVA-ASAJA

Volver