AVA-ASAJA solicita más investigación agraria para prevenir y solucionar los problemas del caqui

 

Un centenar de productores valencianos de caqui, aguacate, lichis, kiwis, etc., en su mayoría jóvenes, asistieron a la IX Jornada de Jóvenes Agricultores de AVA-ASAJA de Cultivos Subtropicales, celebrada hoy en San Patricio, en Alginet. El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, reclamó más implicación de las administraciones para “adelantarse a los problemas, prevenir las necesidades de los próximos años –variedades, mano de obra, mecanización…– y trasladar al sector la información inmediatamente para evitar enfermedades como la que está sufriendo el caqui y mejorar la productividad y rentabilidad del productor”.

 

“Las administraciones deben cumplir con sus responsabilidades para que los agricultores no se equivoquen y puedan utilizar las técnicas más apropiadas”, matizó Aguado en alusión a la masiva caída de hojas y caquis en La Ribera. Pedro Juan Ferrer, del Servicio de Tecnología del Riego del IVIA, lamentó que “al caqui nunca se le dedica una investigación y experimentación oficial de primera importancia porque en todos los países productores es un cultivo secundario”.

 

Ferrer avanzó que las primeras investigaciones en Valencia estiman que el caqui necesita menos agua para riego que los naranjos. Emilio Mataix, de la Estación Experimental de Llutxent del IVIA, aseguró que “no se está podando bien el arbolado de caqui” y apostó por un nuevo concepto de poda para el caqui, diferente al de cítricos y frutales, que se adelantaría a los primeros años de plantación y tendría en cuenta sus particularidades de crecimiento. El secretario de la DO Kaki Ribera del Xúquer, Rafael Perucho, defendió la concentración de oferta, la garantía de calidad y la promoción que impulsa la DO.

 

Perucho lamentó que la producción comercializada, por unos motivos u otros, se ha estancado en los últimos tres años. Pero mostró su satisfacción porque el mercado nacional ya es el primer mercado de caqui, relegando al alemán, y “todavía tiene mucho margen para crecer”. Tomás Faulí, investigador y productor de cultivos subtropicales, explicó que en Valencia se han plantado “con éxito” unas 200 hanegadas de aguacate en los últimos cinco años. Entre las ventajas del aguacate, Faulí resaltó la ausencia de plagas y enfermedades, lo que permite un cultivo muy ecológico, y la posibilidad de recolectar el fruto a lo largo de cuatro meses.

 

Volver