AVA-ASAJA considera una “ofensa” que la UE permita mezclar aceite de oliva con otros aceites

La Comisión Europea acaba de aprobar hoy, a través del Comité de Gestión de Materias Grasas, un reglamento comunitario por el que a partir del 1 de julio de 2009 se podrán comercializar, en todo el territorio de la UE, las mezclas de aceite de oliva con otros aceites. AVA-ASAJA considera que con esta decisión, adoptada de forma unilateral y por sorpresa, se ocasiona un grave perjuicio al sector productor de aceite de oliva, no solo español sino también del resto de países productores de la UE.

 

 

 

“En un momento en el que el sector agrario de la Comunitat Valenciana está luchando muy duro por dignificar e impulsar una marca de calidad de nuestro aceite de oliva que marque la diferencia, es improcedente y ofensivo que Bruselas acepte la mezcla de aceites”, denuncia Cristóbal Aguado, presidente de AVA-ASAJA. 

 

Desoyendo la opinión de todo el sector productor de aceite de oliva de la UE (España, Italia, Grecia y Portugal), representado por las organizaciones agrarias y las cooperativas en el COPA-COGECA, la Comisión acaba de aprobar un reglamento en el que se autoriza la comercialización de las mezclas de aceite de oliva con otros aceites en todo el territorio de la UE. Con esta decisión la Comisión causa un doble perjuicio.

 

Por un lado, es un claro retroceso en la política de calidad de la UE, ya que las mezclas introducen un elemento de difícultad en el control de los porcentajes de cada uno de los aceites , y por otro “tira por tierra” los esfuerzos realizados por el sector productor de aceite de oliva  (agricultores, cooperativas e industriales) que vienen trabajando desde años atrás, de forma continuada, en la mejora de la calidad de los aceites ofrecidos a los consumidores.

 

Desde AVA-ASAJA lamentamos profundamente que una medida de este calado se haya adoptado de forma unilateral y sin dar la posibilidad al sector productor de expresar su opinión y por ello hacemos un llamamiento a los representantes de la Administración, en este caso el MARM, y a todo el sector del aceite de oliva español (en especial industriales y comercializadores) para que, en la medida de lo posible, se mantenga a nivel interno, en todo el territorio nacional, una  situación de consenso que permita mantener la prohibición de comercialización de mezclas de aceite de oliva con otros aceites. 

 

Hay que recordar que España es el principal productor mundial de aceite de oliva. En la Comunitat Valenciana se producen 22.000 toneladas al año.

Volver