Imprimir esta página

AVA ultima los trámites para la llegada de trabajadores extranjeros ante el inicio de la vendimia

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) está ultimando los trámites destinados a la contratación de trabajadores procedentes de otros países europeos y perfectamente regulados para cubrir la demanda de mano de obra ante el comienzo de la vendimia en las comarcas interiores valencianas que este año se retrasará hasta mediados de septiembre. La organización agraria ha gestionado alrededor de 300 contratos temporales ante la Subdelegación de Gobierno que remitirá a los países de origen de los empleados que, tras completar las labores de la próxima vendimia, regresarán a sus casas.

 

 

 

 

 

 

 

A estos contratos se añaden unos 300 más para personas que ya trabajaron durante la pasada campaña de la vendimia y que disponen del permiso de trabajo en regla. En su mayoría, los trabajadores son originarios de países del este de Europa. Por último, AVA-ASAJA ha contactado con Organizaciones No Gubernamentales y sindicatos en busca de un mayor número de trabajadores extranjeros que cubran las tareas agrarias tan solicitadas en estas fechas. Esto supondrá cerca de 200 contrataciones más.  

 

El presidente de la organización agraria, Cristóbal Aguado, denunció que “los agricultores se tropiezan con demasiadas trabas burocráticas cuando intentan contratar inmigrantes de fuera de la UE”. También manifestó el “enorme esfuerzo que realizan los viticultores para hacerse cargo del coste económico del viaje de ida y vuelta, así como de la carga burocrática y del riesgo de incumplimiento en las cada vez más exigentes inspecciones en campo”.  

 

Trabajadores sociales de AVA-ASAJA se están desplazando a Utiel-Requena con el fin de tramitar el alquiler de pisos para los temporeros y comprobar que el alojamiento cuenta con unas condiciones dignas de habitabilidad. Asimismo, los trabajadores extranjeros podrán recibir clases de castellano en las oficinas de Requena-Utiel de AVA-ASAJA. 

 

Además de los cursos formativos de prevención de riesgos laborales que la organización agraria facilita a los temporeros, se han programado cursos que ofrecen a los empresarios viticultores la capacitación mínima exigida por la Autoridad Laboral para poder contratar trabajadores.