AVA estima que la producción de cereal de secano desciende un 5% en la provincia de Valencia

La producción valenciana de cereal de secano desciende un 5% respecto a la campaña 2007 pues, pese a las lluvias de mayo y junio, éste no pudo recuperarse del estrés hídrico que arrastraba, según las primeras estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA).  La recolección, que empezó a principios de julio, está tocando a su fin y tan sólo resta una ínfima proporción de las 28.000 hectáreas de superficie cultivada por recoger. El cereal de secano mayoritario en nuestro territorio sigue siendo la cebada, mientras que el trigo tiene una cosecha reducida. Las principales zonas productoras en la provincia son Los Serranos y Utiel-Requena.

 

 

 

 

“La campaña ha venido marcada por el encarecimiento de los costes de producción, que ha disminuido la rentabilidad del cultivo, y por la falta de agua hasta mayo, que ha condicionado la segunda parte de la siembra”, indica el presidente de AVA-ASAJA Cristóbal Aguado.

 

En efecto, el cereal sembrado entre noviembre y enero se ha desarrollado con “total normalidad”, pero la ausencia de precipitaciones hasta el mes de mayo ha provocado que la producción sembrada a partir de febrero “no naciera bien, sobre todo en las zonas arcillosas, mucho más secas que las arenosas”, explica Aguado.

 

Por tanto, en estas dificultades surgidas por la sequía primaveral se encuentra la pérdida de productividad que ha supuesto un descenso de la cosecha respecto al año anterior. Pese a tener algo menos de cosecha a nivel autonómico y nacional, en teoría la disponibilidad de cereal es al menos igual a la de la campaña anterior, si no mayor, debido a que quedó una gran cantidad de cebada por vender. Por ello, Aguado indica que “apenas hay compras en el campo y los productores optan por almacenar también la cosecha de cebada de este año”.

Volver